«CLÍNICAS EN QUIEBRA»

EN VARIAS CIUDADES SE VIVE EN MISMO PANORAMA…Con trapo rojo, clínicas del Llano lanzan SOS por crisis financiera…

Ampliaron la capacidad de camas para atender covid-19, pero no han recibido alivios del Gobierno.

Las clínicas privadas lanzaron un llamado de atención ante la vulnerabilidad financiera en la que se encuentran porque cumplieron los compromisos solicitados por el Gobierno para ampliar la capacidad de camas para atender la covid-19, pero no han recibido los alivios comprometidos.

La petición de auxilio la hacen las clínicas, extendiendo trapos rojos frente a sus instalaciones, emulando a los ubicados por las familias vulnerables en sus casas, en distintas regiones del país, pidiendo mercados o ayudas.

El gerente de la Clínica Meta, Jorge Luis Cruz, explicó que, tras la declaratoria de la pandemia, el Ministerio de Salud estableció unas directrices las cuales aceptaron sin ningún reparo, tras una reunión que sostuvieron con el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, y el secretario de Salud, Jorge Ovidio Cruz.

Les pidieron ampliar las áreas de expansión para prestación de servicios de covid-19 suspendiendo servicios de cirugía programada, consulta externa y de otros no vitales con el fin de no generar grupos importantes de personas en una sala de espera o área de la clínica.

Esa medida también contribuía a evitar el contagio de los usuarios y del personal médico de las instituciones. La directriz, a su vez, pedía que se genera oferta de camas hospitalarias y de cuidados intensivos para la necesidad, previendo el pico de la pandemia.

Esa tarea, dice Cruz, la cumplió la Asociación de Instituciones de la Orinoquia, creada en 2004, a la que pertenecen todas las clínicas privadas de alta complejidad y públicas como los hospitales de Villavicencio, Puerto Gaitán, Puerto López y Acacías.


Pero la disminución de los servicios en las clínicas provocó que bajara la facturación en promedio 40 por ciento, en cada institución, y que se aumentaran costos en 20 por ciento porque tuvieron que hacer compras de equipos, elementos de bioprotección y contratación de personal.

No obstante, los compromisos del gobierno nacional no los ha cumplido, entre otros, dice Cruz, de “presionar el sector asegurador para que nos pague la cartera, de generar créditos blandos con periodos de gracia por parte del sector financiero, los créditos bandos de Bancóldex como banco del segundo piso, así como los alivios en los créditos y los servicios públicos, y que se iba a cruzar la seguridad social con la cartera”.

La región, antes de la pandemia, tenía de 850 a 900 camas hospitalarias y 74 camas de Unidad de Cuidados Intensivos.

Algunas de esas medidas se han dado tímidamente, como el pago a pensiones y el pago del 40 por ciento de un salario mínimo como alivio de nómina, por cada trabajador, durante tres meses, añadió.


Al impactarse la facturación y aumentar los costos la estructura financiera de las instituciones se vino a pique, sostiene el gerente de la Clínica Meta. A esto se suma que, tampoco se generó el pago de la cartera de 125.000 millones de pesos que el sistema le debe a las clínicas privadas.

La región, antes de la pandemia tenía de 850 a 900 camas hospitalarias y 74 camas de Unidad de Cuidados Intensivos, con una ocupación del 90 por ciento con las patologías usuales para los dos servicios.

Se estimaba que con mil contagios se iban a necesitar 200 camas hospitalarias y más de 50 camas de UCI. Hay ahora cerca de 100 camas adicionales de hospitalización y 20 de UCI, pero siguen faltando respiradores y equipos para estar bien preparados, sostiene Cruz.

En el Meta, hasta este miércoles hay reportados 935 casos de covid-19, de ellos 865 son de la cárcel, seis personas han estado en UCI y ocho han fallecido,y por fortuna no se ha presentado una situación masiva critica de pacientes, sostiene el gerente de la Clínica Meta.

En forma vehemente Cruz finaliza señalando que las clínicas no están pidiendo que les regalen dinero, sino que les cumplan los compromisos, para poder seguir prestando los servicios, pagando los salarios a los trabajadores y evitar despidos, a lo que se verían abocados en los próximos días si el gobierno no les cumple los compromisos adquiridos.
(Publicación del TIEMPO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: