QUIENES TIENEN MAYOR RIESGO ?…

Ser hipertenso y mayor de 50, alto riesgo de morir por coronavirus…

Si bien el riesgo de infectarse es general, la probabilidad de morir aumenta con la edad. 

La coalición quiere luchar contra las infecciones como el Síndrome Respiratorio por Coronavirus de Oriente Medio, la fiebre de Lassa o el virus Nipah.

Colombia superó ayer la cifra simbólica de 500 muertos por covid-19 en 68 días de pandemia declarada, una cifra que para algunos puede ser razonable dados los trágicos escenarios que mostraban en un comienzo proyecciones oficiales y de otras fuentes.

509 fallecimientos, 16 de ellos ayer, se convierten en un número que amerita un análisis con base en variables sobre las cuales se puedan hacer inferencias.
Para empezar, es claro que si bien todos los grupos de edad tienen la misma susceptibilidad de adquirir la enfermedad, al revisar las muertes se ve que estas tienen un impacto significativo después de los 60 años, a tal punto que el 23,8 por ciento (algo así como uno de cada cuatro) se presentan entre los 60 y los 69.

Estas cifras ascienden a 27,5 por ciento entre los 70 y los 79 años y se ubica en 21,4 por ciento en personas mayores de 80 años.
A pesar de que estos números pueden enmarcarse dentro de la evolución de la pandemia en otras partes del mundo, una mirada profunda a los rangos de edad –por quinquenios– muestra que desde los 50 años el porcentaje de letalidad presenta una pendiente preocupante que incluso llega hasta los 95 años.

Basta con ver, por ejemplo, que entre los 50 y los 54, esta cifra es de 2,05 por ciento, pero entre 55 y 59 casi que se triplica y entre los 60 y los 64 ya es de 11,2 %, y antes de alcanzar los 70 es de 16,04 %. A los 90 años es de 41,86. Con esto se infiere claramente que la edad es un factor de riesgo determinante para la mortalidad por el nuevo coronavirus.

Esta condición parece lógica. Sin embargo, al revisar las cifras frías nuevamente bajo ese precepto se encuentran datos a los que se les debe prestar atención.

Riesgo de morir 

Llama la atención que al convertir los números anteriores en riesgo de morir, con base en las cifras oficiales y por quinquenios, se aprecia que entre los 10 y los 14 años de edad un joven tiene un riesgo de fallecer por covid-19 de uno en 247,6 infectados, lo que a juicio de los expertos es sensiblemente muy bajo.

Esta situación mejora para el grupo de entre 15 y 20 años, en el que se registra un muerto por cada 262 enfermos. A partir de esas edades, la probabilidad de fallecer crece de manera vertiginosa; entre los 25 y los 30 años de edad hay un desenlace fatal por cada 115,4 contagiados, y entre los 30 y 34, la posibilidad de morir es de uno entre 61.

Estos números se reflejan, consecuentemente, en las tasas de mortalidad por grupos, en las que, a pesar de presentar muchos casos positivos a temprana edad, las muertes son bajas, tal como indican los registros.

Pero esta condición se torna dramática al observar que entre los 50 y los 54 años de edad hay un deceso por cada 50 infectados; a los 60 es uno por cada 8,99; a los 70, uno por cada 4,43; a los 80, uno por cada 3,36, y entre los 85 y los 89, de uno entre 2,25.
Estas solas cifras, a juicios de la salubrista Elizabeth Beltrán, serían suficientes para que las medidas de protección se enfaticen a partir de los 50 años.

“La realidad que muestran los datos logrados por EL TIEMPO se diluye, desafortunadamente, entre los números globales y esto exige una mirada profunda”, dice la experta. 

“Estos datos deben servir para que en estos grupos se refuercen las medidas de protección individual y las colectivas

Y si bien no son pocas las quejas que se han escuchado por el confinamiento al que han sido sometidos los mayores de 70 años, los datos demuestran que esta medida debería comenzar a más temprana edad.

Paradójicamente, después de los 90 años el riesgo de morir por coronavirus disminuye a un muerto por cada 24,5 infectados, en razón, según algunos expertos, a que por encima de esas edades hay muchas personas confinadas, en instituciones o poco expuestas en la calle.

Al respecto, Rodrigo Córdoba, de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, expone que si bien las cifras son crudas, muestran probabilidades que desafortunadamente están dadas por desenlaces en personas que, además de la edad, tienen condiciones que aumentan su vulnerabilidad. “Estos datos deben servir para que en estos grupos se refuercen las medidas de protección individual y las colectivas, lo que incluye que poblaciones con bajo riesgo de muerte entiendan que de ellas dependen muchos desenlaces en los mayores”.

Entre los factores que se suman a la edad están las comorbilidades que a diario reporta el Instituto Nacional de Salud. Este término hace referencia a las enfermedades que de manera aguda o crónica estaban presentes en el momento de hacer un diagnóstico de coronavirus.

Al revisar estas patologías entre los fallecidos de todas las edades, el primer lugar lo ocupa la tensión arterial elevada, presente en casi uno de cada cuatro decesos (23,11 %), seguida por la diabetes, que ha estado presente en el 12,6 por ciento; las afecciones respiratorias (11,99 %) y los compromisos cardiacos, en algo más de uno por cada 10 muertes (10,38 %).

Es lamentable pintar un panorama a partir de los muertos de la pandemia, y por eso es importante que estos datos sirvan para tomar decisiones que atenúen estos desenlacesMención especial merece en este listado la obesidad, que ha acompañado al 6,7 por ciento de todos los fallecidos, sola o como complemento de otras condiciones tanto en hombres como en mujeres.

Asimismo, llama la atención que el tabaquismo, al contrario de algunos informes, en Colombia es una comorbilidad común en las víctimas (5,07 %), a tal punto que dobla al cáncer y quintuplica afecciones del sistema de defensas.

“Es lamentable pintar un panorama a partir de los muertos de la pandemia, y por eso es importante que estos datos sirvan para tomar decisiones que atenúen estos desenlaces”, remata Pedro Cifuentes, médico y experto en sistemas de salud.
Para concluir, la tasa de letalidad según número de afectados en Colombia es de 3,9 por ciento. En otros países de la región este número se ubica en 6,93 % en Brasil, 5,22 % en Argentina, 5,91 % en Ecuador y 10,02 % en México    

((INFORMACIÓN PUBLICADA POR EL DIARIO EL TIEMPO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: