«POSICIÓN CONFUSA DEL RECTOR Y DIPUTADOS»

Contundente y clara respuesta del Secretario de Hacienda al rector de la Unimagdalena

El Secretario de Hacienda del Departamento, Jorge Agudelo, le respondió hoy al rector de la Unimagdalena, Pablo Vera Salazar, el por qué no le han hecho el giro correspondiente a las transferencias de recursos recaudados por concepto de estampilla de la Alma Mater, aclarándole que se trata más bien de una gestión que debió hacer la Asamblea y cuya mayoría no quiso aprobar las facultades de adición del superávit al presupuesto que el Gobernador le presentó el mes pasado.

La respuesta del Secretario de Hacienda del Departamento, Jorge Agudelo, al rector Pablo Vera, es contundente y demuestra una vez más la posición confusa en que se encuentra el rector y los diputados de la mayoría de la Asamblea, que no se cansan de pisarse las mangueras por el afán de aparentar un protagonismo mediático.

El rector de la Universidad del Magdalena, Pablo Vera Salazar, a través de un derecho de petición, le solicitó al funcionario que el Gobierno departamental «no le ha hecho el giro correspondiente a las transferencias de recursos recaudados por concepto de estampilla de la Alma Mater», a lo que el Secretario de Hacienda, Jorge Agudelo, le respondió:

«Verificando el sistema de información financiera se refleja que se adeuda el mes de diciembre 2019, por valor $1.930.760.542, el cual se encuentra contendido en el decreto de cierre de vigencia 044 del 20 de enero 2020.
Estos recursos no se han podido transferir, dado que a la fecha la
@AsambleaMagdale no ha otorgado facultades para adicionar al presupuesto vigente, el superávit del ejercicio del 2019″.

Al final de la respuesta, el Secretario de Hacienda le recuerda al rector que en el mes de mayo «la administración departamental presentó ante la Asamblea el proyecto de ordenanza para la adición de los recursos que incluyen, entre otros, la transferencias de la estampilla Refundación Universidad del Magdalena», la cual fue objetado por los honorables diputados de la mayoría de la Asamblea y por lo tanto están tramitando la presentación de otro proyecto de ordenanza en donde incluyen la misma adición con el fin de que esta vez sí la aprueben los asambleístas mayoritarios.

En resumen, la Asamblea le hizo fue el daño a la Unimagdalena al no aprobar las facultades de adición del superávit el pasado mes de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: