• 29 May, 2022

Los Venezolanos trabajan mas que los Colombianos y se les Paga Mal.

Los Venezolanos trabajan mas que los Colombianos y se les Paga Mal.

El Dane dice que los Migrantes trabajan mas que los Colombianos y se les pagan menos. Venezolanos se enfrentan a graves condiciones de precariedad laboral.

Los ciudadanos venezolanos que han migrado a Colombia por  la crisis humanitaria y económica del país vecino se enfrentan a graves condiciones de precariedad laboral: trabajan más que los nacionales, ganan menos y se desempeñan en actividades concentradas en comercio, transporte informal, servicio doméstico y construcción.

Esta realidad quedó reflejada en la tercera ronda de la encuesta Pulso de la Migración, del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), que se les aplicó a 6.744 migrantes (equivalentes a 3.288 hogares), entre el 7 de diciembre de 2021 y el 24 de febrero de 2022, en 23 capitales del país.
Esta realidad quedó reflejada en la tercera ronda de la encuesta Pulso de la Migración, del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), que se les aplicó a 6.744 migrantes (equivalentes a 3.288 hogares), entre el 7 de diciembre de 2021 y el 24 de febrero de 2022, en 23 capitales del país.

De acuerdo con los encuestados, el 80,8 por ciento de quienes trabajan no suscribieron un contrato escrito, sino verbal con sus empleadores. Otro punto que llama la atención está ligado a la intensidad de la jornada laboral de los migrantes.

La situación, sin embargo, no dista en gran medida de la situación del resto de trabajadores del país pues el 62 por ciento de las personas ocupadas trabajan más de 40 horas, es decir, seis de cada diez empleados.

De otro lado, el 43 por ciento de los encuestados aseguraron que consideran estar sobrecalificados para el trabajo que actualmente desempeñan en el país, pero ante la necesidad de contar con un ingreso para mantener a sus familias han accedido a ocupar los cargos que han conseguido.

Según los resultados, solo el 0,4 por ciento de los venezolanos en Colombia desempeñan el rol de patrón o empleador, mientras que el 54,5 por ciento son obreros o empleados de empresas particulares, el 31 por ciento son trabajadores por cuenta propia, el 3,4 por ciento son jornaleros o peones y un 1,4 por ciento son empleados del Gobierno.

El 85 por ciento dijo que ha tenido dificultades para tener un trabajo pago. Sobre el tipo de inconvenientes, el mayor número fue por falta de oportunidades laborales (58 por ciento), falta de permisos de trabajo (33,7 por ciento), oportunidades limitadas o irregulares (28,2 por ciento), y falta de experiencia (20,9 por ciento).

A pesar de las dificultades y abusos laborales que manifiestan las personas encuestadas en la segunda ronda de la encuesta entre octubre y noviembre del año pasado, ellas no se han sentido discriminadas por su nacionalidad o situación de migrante. El 75,9 por ciento de las mujeres dijeron que no han sentido el peso de la discriminación y el 24,1 por ciento respondió que sí. Y el 78,9 de los hombres dijeron no sentirse discriminados y el 21,1 dijo que sí.

De acuerdo con Ronal Rodríguez, profesor e investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, en el caso colombiano, los venezolanos se están incorporando en “una sociedad que ya tiene unos problemas bastante fuertes en su dinámica económica. Gran parte de nuestra labor económica no se da en la formalidad, sino en la informalidad, y para los migrantes ese ha sido el nicho en el cual han podido entrar a trabajar”.
 

Mr. Balin

Periodista independiente, con el toque picante que Dios me dio.