Terminal de Transporte de Santa Marta está lista para la temporada decembrina y año nuevo.

La espera que más de 21 mil buses sean despachados desde la Central en esta época. La invitación a los viajeros es a comprar sus tiquetes solo en las taquillas de las empresas.

Con la ejecución de un Plan de Acción de Medidas en Seguridad y la articulación previa con las empresas transportadoras para la prestación de un excelente servicio, la Terminal de Transporte de Santa Marta está lista para su operación en la temporada decembrina y año nuevo.

Del 10 de diciembre al 15 de enero, a la Terminal de la capital del Magdalena ingresarán 191.752 pasajeros, mientras que, saldrán 191.859, para un total de 21.075 buses que se movilizarán desde esta central. Es por ello, que cuenta con un aumento del pie de fuerza en su Comando de Policía, lo que garantiza un acompañamiento constante.

Uniformados de Tránsito y Transporte harán control a la piratería terrestre en las terminales alternas, ubicadas en sectores como La Lucha y las afueras de la Central. Del mismo modo, se cuenta con la presencia de la Policía de Infancia y Adolescencia en el punto de Quejas, Peticiones y Reclamos – PQR- y zona de información turística de la Terminal, para ejercer mayores controles al viaje de menores de edad sin autorización de sus padres.

Seguridad y confianza
A los vehículos que salgan de la Terminal de Transporte de Santa Marta se les realizará el respectivo check-in y a los conductores de estos se le practicará la prueba de alcoholimetría, con el que se garantiza un viaje seguro a los usuarios.

Compra tu pasaje dentro de la Terminal
Asimismo, desde la Central de Transporte de Santa Marta se invita a todos los ciudadanos a comprar sus tiquetes solo dentro de las taquillas de las empresas transportadoras sin ayuda de terceros. Con esto se busca cuidar la seguridad de los viajeros y garantizar una excelente prestación del servicio.

Es importante mencionar que, se harán operativos de control contra este fenómeno dentro y fuera de las instalaciones de la Terminal, con campañas de sensibilización.

Para el caso del revoleo, se cuenta con la presencia de un uniformado que hace la revisión permanente de las cámaras de seguridad e identifica a quienes incurren en esta práctica que atenta contra los pasajeros.